La Confianza en Dios Nos Trae Gozo y Paz

Individualmente tu y yo necesitamos el ministerio del poder sanador de Dios en nuestras propias vidas.  ¡oh cuán grande es nuestra necesidad! Sin embargo, la gracia está siempre accesible. 
Dios tiene un ministerio de sanidad especial para ti.  Pues lo puedes conseguir al venir a Jesús y llegar a ser fiel seguidor, obediente a su Palabra Escrita.

Hay ayuda para los que tienen hábitos malos que los atan.  Esa ayuda ha de encontrarse en Cristo.  Él puede romper las cadenas, transformar la mente, y rehacernos a la imagen de Dios.  Alzad la vista no a la oscura caverna de la desesperación, -sino en arriba hacia Cristo.  Fíjese la vista en Jesús, y la gloria de su poder incambiable hará por ti aquello que nunca podrías hacer por ti mismo.  Él conoce todas las debilidades de la humanidad, todas nuestras necesidades, todas nuestras angustias.  Todos están trabajados y cansados con los afanes de esta vida.  Nuestro único argumento es nuestra gran necesidad.  Jesús está dispuesto a recibirnos y llevar todas nuestras cargas si vamos a Él confiadamente como un niño confía en su padre amante.