La Abstinencia Verdadera...

Aquí estamos hablando de dominio propio.  Para poder tener éxito física, mental, y moralmente en la vida.  Debemos ser temperantes tocante a lo bueno y abstemios tocante a lo perjudicial.
Para poder preservar la salud, es necesaria la temperancia en todo, - la temperancia en el trabajo, temperancia en el comer y beber.
La verdadera temperancia nos enseña a abstenernos enteramente de lo que es perjudicial, y usar juiciosamente sólo artículos alimenticios sanos y nutritivos.
Aun al comer de los más sano, se puede ser desmesurado.  Demasiado, aun de la mejor alimentación, es perjudicial.  Demasiado sol puede resultar en severas quemaduras; demasiado ejercicio puede causar excesivo agotamiento.

…Debe ejercerse el dominio propio en nuestra conversación, nuestra dieta diaria, nuestros hábitos de trabajo, nuestra recreación, nuestros viajes, nuestro dormir, y nuestro estudio.  A través de la vida, debiéramos siempre estar en guardia para no caer en la intemperancia.